Sabrina Bounadoura

Sabrina Bounadoura

DE CABEZA AL AGUA FRÍA.

Tienes un ligero acento francés, ¿me equivoco?

Sí, soy de Estrasburgo.

 

Cuando llegué aquí solo sabía dos palabras en alemán: hola y gracias. Te las puedes apañar bien con esas palabras y una sonrisa.

 

¿De Estrasburgo a Magdeburgo?

Estudié en Estrasburgo y siempre quise tener experiencia laboral internacional. Además, me fascinaba el alemán. Había estudiado inglés, pero jamás alemán. Cuando terminé mis estudios universitarios en 2016, me mudé a Alemania, exactamente a Hannover, y allí empecé a aprender alemán.

Ahí fue cuando leí un anuncio en Internet que decía que SCHUBERTH buscada un empleado para el Departamento de Ventas de Francia. Solicité el puesto. Poco después me contrataron. Así fue como comencé a trabajar aquí.

 

¿Qué haces exactamente aquí en SCHUBERTH?

Trabajo en el Servicio Interno de Ventas como administradora. Me encargo del mercado francés. Como empleada del Servicio Interno de Ventas trabajo de manera muy intensa junto con mis colegas en el Servicio Externo. Ellos visitan a los clientes en Francia y yo desde Magdeburgo me encargo de asesorar a los clientes. Los clientes me envían sus pedidos y yo los introduzco en el sistema.

 

¿Fue SCHUBERTH la única empresa donde solicitó un puesto?

No, también solicité un cargo en otra empresa. Pero me decidí muy rápido por SCHUBERTH. El sector me gusta, me intereso por todo lo que esté relacionado con el deporte. Y el puesto con el francés... estaba hecho para mí.

 

Te gustan los deportes, ¿qué practicas?

Me gusta nadar, es mi deporte favorito, principalmente en la piscina, pero también en el mar. Saltar al agua es la mejor sensación que se puede experimentar. Bajo el agua hay una tranquilidad que le hace a uno pensar que está en otro planeta.

 

AMISTAD FRANCOGERMANA

Valentía y curiosidad son dos cualidades importantes para que una empresa tenga éxito, también a nivel internacional. Se debe tener disposición absoluta a cambiar, seguir desarrollándose y probar cosas nuevas. Todos los días debemos cuestionarnos el modo de trabajo y de lo que ya existe, y encontrar nuevas soluciones y caminos.

Sabrina Bounadoura tiene esa valentía y curiosidad. Su objetivo desde el primer día fue aprender, evolucionar y encontrar nuevos retos. Forma un equipo perfecto con sus compañeros, en el que no solo los conocimientos técnicos son perfectos, sino también el ambiente.

Esta francesa ha estudiado Marketing y Ventas en Estrasburgo, y trabaja en SCHUBERTH desde 2016. Desde el comienzo ha sido una pieza importante del equipo de Ventas de Francia. Ha trabajado activamente para promover las ventas en Francia, así como traducir documentos y procesos al francés. Actualmente está en contacto permanente con el Servicio Exterior y los clientes, y elabora soluciones de manera rápida y efectiva.

 

RENDIMIENTO EXCELENTE CON UN EQUIPO EXTRAORDINARIO

Trabajar en SCHUBERTH significa trabajar en equipo. Porque las mejores ideas solo pueden surgir y aplicarse en equipo. Aquí en Magdeburgo, un equipo de alrededor de 400 empleados desarrolla y produce cascos para 55 países. Nuestros ingenieros y diseñadores trabajan constantemente en la fase de desarrollo, en el túnel de viento, en el banco de prueba de condiciones ambientales o en el laboratorio de acústica para hacer nuestros cascos más seguros, cómodos y funcionales. Sabrina Bounadoura es un miembro decisivo de nuestro equipo.

En SCHUBERTH trabajan más de 400 expertos en el diseño, construcción y montaje de los mejores cascos del mundo.
Le presentamos a algunos de ellos.